Tomate Moruno

El tomate Moruno lo podemos considerar pequeño y redondo comparado con otras variedades de tomate.

En cuanto al sabor, nos podemos dar cuenta que tiene un adecuado equilibrio entre dulzor y acidez, lo que se conoce como un tomate agridulce.

También se caracteriza por ser un tomate muy jugoso. Es un hecho de esta formado por más jugo que carne.

Además, es una variedad muy productiva, por ello en cuanto a su comercialización sale muy rentable. Cada tomatera produce una gran cantidad de tomates Morunos, obviamente siempre y cuando se le haya proporcionado un cultivo adecuado.

El tomate Moruno no es una variedad muy delicada, pero como todo fruto tiene unas necesidades mínimas como por ejemplo una cantidad de agua suficiente para su hidratación, pero el cultivo lo dejaremos para más adelante, primero nos centraremos en sus propiedades.

Propiedades:

Entre las propiedades de esta variedad podemos encontrar:

  • El tomate Moruno es un alimento con muy bajo contenido energético (unas 22 Kcal / 100 g) porque su ingrediente principal es el agua.
  • El siguiente ingrediente es el azúcar (3%), que lo hace ligeramente dulce.
  • Una porción de tomate puede alcanzar el 61% de la ingesta recomendada de vitamina C.
  • Se piensa que también contiene esteroles vegetales, que se cree que tienen la capacidad de reducir los niveles de colesterol en sangre.
  • El compuesto estrella del tomate Moruno es el licopeno. El licopeno es el componente que provoca el color rojo de los tomates, además aporta una gran capacidad antioxidante. También es una medida preventiva para la diabetes tipo 2 o enfermedades cardiovasculares.
  • El sabor único del tomate es causado por el azúcar y los ácidos orgánicos (como el ácido glutámico).
  • Los azúcares y aminoácidos se encuentran en las paredes del tomate, el ácido está presente en la gelatina alrededor de las semillas y el aroma se concentra en la piel.

¿Cómo cultivar el tomate Moruno?

Para aquellos que aman el mundo del cultivo y os habéis interesado en el tomate Moruno, aquí os dejamos una pequeña guía para su cultivo:

  1. Haz un semillero. Lo habitual es empezar a plantar el tomate Moruno en un semillero protegido.
  2. Pasados ​​5 o 10 días, si las condiciones de humedad y temperatura son las adecuadas, aparecerán las primeras plántulas en el semillero y las podremos trasladar al jardín.
  3. Una vez llegado el momento de trasplantarlos, tenemos que dejar una distancia de 40 a 80 cm entre las plantas. Esto será una vez que nos hayamos fijado si los tomates seleccionados son grandes, medianos o pequeños.tomate Moruno
  4. Además, el tomate Moruno requieren luz solar directa, un riego adecuado (aunque no demasiado) y mucho fertilizante, por lo que debemos trasplantar tomates a un lugar limpio, fertilizado y húmedo.
  5. A modo de orientación, ate el tallo a una caña de azúcar o una estaca de madera de un metro y medio para guiar y soportar el peso de la planta de tomate durante la temporada de cultivo del tomate.
  6. Eliminar los tallos secundarios ayudará a la planta a gastar toda su energía en la fruta en lugar de perder el control. Una vez que se acabe el tiempo de cosecha, la poda ayudará a recoger los tomates más fácilmente.

Si quieres conocer más sobre tomates haz clic aquí.

Subir