Tomate Valenciano

Tomate Valenciano

El tomate Valenciano se suele sembrar en huertas valencianas. Esta variedad de verduras se caracteriza por tener una piel muy fina, por lo que se siente algo suave, si por ejemplo lo comparamos con la variedad de tomates Raf no tiene ni de lejos una similitud de texturas entre ambos, ya que el tomate Valenciano cuenta con una textura mucho más carnosa.

Propiedades

Por lo general y como ya sabemos todos, los tomates no carecen de propiedades beneficiosas, todo lo contrario. Pues bien, el tomate Valenciano no es la excepción:

  • Bajo contenido en sodio, por lo que se recomienda el sodio en la dieta de los pacientes hipertensos.
  • Aporta vitaminas (especialmente las vitaminas de los grupos B, C, A y E) y minerales (como potasio, fósforo y magnesio).
  • Es rico en fibra, especialmente cuando se consume con la piel.
  • Tiene un alto contenido de potasio y muy bajo contenido de sodio, lo que puede mantener la salud intestinal, además se considera un alimento diurético.
  • Puede prevenir el estreñimiento y eliminar eficazmente las toxinas del cuerpo. El alto contenido de vitamina K ayuda a la salud ósea.
  • Trabaja como antioxidante y depurativo.

Las características de los tomates crudos son mejores que las de los tomates cocidos. Al procesar esta fruta, lo único que tenemos que hacer es reducir la efectividad de todos sus efectos. Por tanto, lo mejor es comerlo en su estado natural, si además se come con la piel, retendrá más vitaminas. Eso sí, debemos limpiar el tomate Valenciano a fondo para evitar ingerir las toxinas que precipitaron durante el proceso de fumigación.

¿Cómo se cultiva el tomate Valenciano?

Antes que nada para comenzar el cultivo del tomate Valenciano es elegir el lugar más correcto del huerto, para ello elegiremos un lugar donde no se hayan cultivado patatas ni tomates este año ni el año anterior, y es mejor elegir un lugar donde cultivamos frijoles. Si es imposible cumplir con estas condiciones, deberíamos intentar cultivar híbridos resistentes a los nematodos.

Tomate Valenciano

La preparación del sustrato es de vital importancia para el tomate Valenciano, el suelo de este fruto no solo necesita sobrevivir en nitrógeno sino también en sal (fertilizante potásico) y se debe mantener unas condiciones de suelo óptimas. La profundidad mínima recomendada es de unos 30 cm y una vez que el suelo esté preparado, cuando la temperatura nocturna supera los 10ºC, es el momento de cultivar tomates. Suele plantarse en los huertos de Valencia entre el 19 de marzo y agosto.

Cuando nuestras plántulas empiecen a superar los 30 cm. Muy alto, comenzaremos a desfoliar las plantas para que nuestras plantas de tomate sean altamente productivas. Es importante realizar esta tarea con regularidad al menos una vez a la semana. Ésta es la tarea más complicada del cultivo del cultivo del tomate Valenciano, pero a pesar de ellos es elemental realizarlo bien para evitar una baja producción.

Si deseas conocer más sobre los tomates y sus variedades haz clic aquí.

Subir