Tomate Corazón de Buey

tomate Corazón de Buey

El tomate Corazón de Buey acoge su nombre debido al gran tamaño que alcanza durante su madurez. Este, puede llegar a pesar hasta medio kilogramo, es una cifra realmente sorprendente ya que la mayoría de tomates de gran tamaño rondan los 100 gramos. Aunque hablando de un promedio este tomate pesa en torno a 300 gramos.

Gracias a su estética desigual nos recuerda a un tomate mencionado en otro artículo conocido por el nombre de tomate Montserrat. A pesar de ello, su sabor y textura son únicas, destacan por un sabor de lo más dulce. Debido a que el color del tomate Corazón de Buey es fuerte, brillante y ligeramente rosado por dentro, a menudo se usa para hacer diferentes ensaladas.

Propiedades:

El tomate Corazón de Buey destaca por algunas de sus propiedades como:

  • Tienen un alto contenido de humedad y pocas calorías, alrededor de 19 calorías por cada 100 gramos. Apto para todos los públicos.
  • Aportan fibra. Mantener la regularidad y el equilibrio de la flora intestinal, que puede provocar daños en este momento por cambios de horario y calor.
  • Contiene vitaminas A, C y E. Todas estas vitaminas contribuyen entre las propiedades antioxidantes. Lo que hace que el tomate Corazón de Buey sea coronado como rey de los tomates antioxidantes, además puede protegernos de la exposición prolongada al sol y al verano. Asimismo, el tomate Corazón de Buey tienen un alto contenido de potasio, lo que puede ayudar a bajar la presión arterial y prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • Es un alimento con un valor calórico muy bajo, por lo tanto se convierte en un alimento ideal para los momentos de dietas.
  • Un gran porcentaje de su contenido es agua.

Por como habéis podido leer, el tomate Corazón de Buey no carece de propiedades, todo lo contrario, nos aporta todo lo que necesitamos y más.

¿Cómo cultivar el tomate Corazón de Buey?

Su siembra se inicia en diciembre, se debe proceder a la siembra de las semillas de tomate Corazón de Buey en lechos cálidos en un clima cálido y templado. También debe considerar el pH. Después del glaseado, el suelo puede ser débilmente ácido o débilmente alcalino. Si la especie se cultiva en invernadero, puede tolerar un poco de salinidad en el suelo y el agua de riego.

tomate Corazón de Buey

El marco de plantación más común es un marco con un espacio entre líneas de 1,5 metros y un espacio entre plantas de 0,5 metros. Cuando las plantas son de tamaño medio y la densidad de la plantación suele incrementarse a 2 plantas por metro cuadrado, se suele hacer en un marco de 1 metro entre hileras y 0,5 metros entre plantas.

Tras la llegada de la primavera y el buen tiempo, se realizará un trasplante definitivo, por lo que previamente se considera necesario recoger y trasplantar las plantas a un contenedor más grande que el semillero, como esperar una maceta de 80 × 50 cm.

Una vez que se acerque el verano, cosecharemos los primeros tomate Corazón de Buey a mediados de junio, conseguirás de esta forma comer tomates frescos, deliciosos y saludables.

Si quieres conocer más sobre los tomates haz clic aquí.

 

Subir